7 comments for “10 consejos básicos Anti-Violación

  1. marisa
    junio 5, 2014 at 3:24 pm

    enorme!!! me encanta. Por fin, la responsabilidad en quién la tiene.

  2. junio 5, 2014 at 6:42 pm

    Excelentes consejos! Dirigidos al agresor y no a la víctima!

  3. ingeniero
    junio 10, 2014 at 1:02 pm

    Esto, o va dirigido a todos los hombres, o no va dirigido a ninguno en particular. Si tan convencidas estáis de que es el mensaje que hay que distribuir, podríais empezar con vuestro padre, hermano, hijo, demás familiares y amigos varones. Decidles que es por evitar que violen a mujeres, que seguro que os lo agradecen.

    • junio 10, 2014 at 1:10 pm

      ¿Por qué te ha molestado tanto??

  4. ingeniero
    junio 10, 2014 at 1:36 pm

    Aquí no vale el recurso a si el interlocutor se siente aludido o no, es irrelevante. Yo no puedo demostrar que no soy un potencial violador de la misma manera que tú no puedes demostrar que no eres una potencial infanticida. El objetivo del mensaje es extender la sospecha y la culpabilidad sobre la población masculina, ya que obviamente, no se pretende que un violador condenado o aquel que tiene la intención de violar inminentemente cambie de actitud por leerlo. El mensaje está pensado para que lo lean los hombres, y se dirige al receptor mendiante la segunda persona del singular para subrayar que él es el destinatario de la sospecha. En resumen, es un mensaje acusatorio, injusto, estereotipado y misándrico. Pero a esta conclusión podrías haber llegado tú sola.

    • junio 10, 2014 at 2:02 pm

      A mí me da igual si te das por aludido o no. Te hice la pregunta porque me hizo mucha gracia que te sintieras autorizado para decirme a mi y (creo que a todas las mujeres porque usas el plural) a quién le tengo que decir qué cosas. Te podría haber contestado simplemente que yo digo lo que quiero a quien quiero pero pensé que era más elegante ser más sutil. Veo que no, que ante una sutileza te has lanzado.
      El objetivo de este mensaje es decirle a los hombres, que son los violadores, que no se viola. Así de sencillo. No se extiende ninguna sospecha puesto que no se sospecha, se afirma: los hombres violan y tienen que dejar de hacerlo.
      Los violadores no tienen remedio, como bien sabemos y a mí no me interesa hablarles a los hombres que ya han cometido un delito, me interesa la prevención, la educación. Me interesa que los jóvenes que se están educando respecto a la sexualidad y al amor, lean mensajes que les hagan reflexionar. Me interesa acabar con la violencia contra las mujeres que se extiende por todo el mundo. No son los hombres los destinatarios de la sospecha, son los destinatarios de la reflexión y los hombres tenéis la misma responsabilidad que nosotras para acabar con la violencia.
      En resumen, la realidad es la que es, por mucho que no te guste o no la veas.

  5. Joelomolino
    junio 11, 2014 at 8:20 pm

    Esta propuesta es una excelente muestra de la enorme importancia de trabajar con los hombres para la igualdad. La mujer de la pancarta dice verdad, pues además de que las mujeres padecen la violencia, se les carga la responsabilidad de salir de ella: doble injusticia.

Comments are closed.