El Tenorio en el corazón simbólico del 15M

Artículo publicado en La Marea el 25/10/13

Se acerca el 1 de noviembre y año tras año, como una pesadilla recurrente, el Tenorio se representa por todos los rincones. Este año también está previsto que la obra se ofrezca en el Campo de la Cebada, uno de los lugares más emblemáticos de la organización de los barrios, de la participación ciudadana y autogestión cultural que el 15M trajo consigo en Madrid. Es el tercer año consecutivo que la obra se representará en este espacio y en esta ocasión, gracias a una iniciativa de crowdfunding que ha conseguido reunir más de los 4.000 euros necesarios.

Don Juan Tenorio es un drama religioso-fantástico inspirado en El burlador de Sevilla, una obra que se recrea en el arquetipo de caballero español del siglo XVI, un chulo camorrista y violento, que vive de la mentira y el engaño de cualquier mujer que se le cruza en el camino (de las que no se le cruzan, también). Una peripecia de la época que acaba con el sinvergüenza salvando su alma, cómo no, gracias a la bondad de la protagonista femenina, la célebre Doña Inés.

Don Juan Tenorio es machista hasta el ridículo, no hace falta ni decirlo. Es tan absurdo en el siglo XXI, que yo misma me sorprendo de estar escribiendo este artículo. Sin embargo, en la argumentación que hace la compañía que lo representa en el Campo de la Cebada se dicen cosas como éstas: “Es importante mantener las tradiciones y, sobre todo, las que reúnen a gentes de diferente origen o diferentes inquietudes alrededor de un acto comunitario. Eso es Don Juan Tenorio desde el pasado 2011. Hemos crecido en diferentes aspectos en estos años, pero el más importante se mantiene: la reunión en torno al Don Juan. El teatro por antonomasia es la reunión del pueblo ante el hecho teatral. El hecho de compartir un espacio y un tiempo determinado. Y, a todo ello, sumar las emociones que nos regala el teatro. Eso es lo que proponemos a través de Don Juan Tenorio en el Campo de la Cebada”.

Lo he leído unas cuantas veces y no consigo encontrar la relación entre estos párrafos y la obra elegida. ¿De todo el teatro español -por reducirlo a las “tradiciones” a las que se refieren-, no hay otra obra que genere emoción, consenso, disfrute y que, efectivamente, pueda considerarse su representación un acto comunitario?

Si la intención, como aseguran, es “crear un espacio de reunión para todo el barrio y la ciudad. Crear ciudad en este espacio de ciudadanía”, desde luego, se han equivocado. Don Juan Tenorio es el prototipo de aquello que buena parte de la ciudadanía queremos erradicar: la actitud chulesca, el desprecio a las mujeres, la exaltación de algo a lo que llaman amor hasta la muerte… Forma parte de una tradición que habría que desterrar de una vez por todas.

Ya se dijo al comienzo de las movilizaciones ciudadanas, la revolución será feminista o no será. Sirva el Tenorio, ya que estamos hablando de cultura, como metáfora de lo que no vale, por mucho que se quiera travestir de moderno. Sirva como ejemplo de porqué los procesos de cambio tienen que ser inclusivos si no quieren correr el riesgo de quedarse en puro maquillaje. La violencia simbólica del Tenorio debería ser repudiada de oficio por quienes hablan de crear espacios de ciudadanía. Sirva como ejemplo de una izquierda a la que le falta reflexión, le sobra nostalgia o simplemente no acaba de enterarse de que el mundo ha cambiado, por mucho que utilice el crowdfunding y las redes sociales.

2 comments for “El Tenorio en el corazón simbólico del 15M

  1. mar
    octubre 26, 2013 at 5:09 pm

    Totalmente de acuerdo contigo,como siempre.Gracias

  2. Vicky
    octubre 28, 2013 at 8:45 am

    Totalmente de acuerdo. No se puede vertir de seda la mona pues mona se queda y queremos monas libres con su pelaje, es más no queremos que ningún mono se vista de Don Juan y nos quiera vender la burra de la “tradición” de reunir a gentes diferentes,aunque iguales, conformes y fomentando los valores tradicionales de cuando el crowdfunding se llamaba “circo para el pueblo” por no decir autoritarismo patriarcal sexista……….. y además envuelto en acto de reunión y comunión. Ufffff nuevas formas para la misma masa.

Comments are closed.