Ese Papa tan revolucionario

Artículo publicado el 25 de enero del 2014 en La Marea

Ese Papa Francisco, elegido hombre del año por la revista Time, ese Papa tan revolucionario en sus gestos y declaraciones, acaba de perder dos oportunidades únicas para hacernos creer a quienes no compartimos su fe ni su iglesia que iba en serio.

La semana pasada aseguró, en sendos discursos, que “le despierta horror que haya niños que jamás podrán ver la luz, víctimas del aborto”. No contento con la frase, comparó cigotos, embriones y fetos con los niños utilizados como soldados, violentados, asesinados en las guerras o convertidos en objetos de mercado en una “tremenda forma de esclavitud moderna que es la trata de seres humanos”.

Reconozco que como periodista estoy embelesada con la capacidad de este Papa para ocupar las portadas de los medios y hacer viral cualquier foto o declaración, pero todavía más, con su destreza para hacer creer que cambiando las formas y los discursos se modifica la sustancia. Su habilidad es aún mayor a la hora de usar un lenguaje no sexista y, sin embargo, que al mismo tiempo sea excluyente con las mujeres. ¡Mira que es difícil! Él lo consigue. Habla de seres humanos continuamente pero sólo se refiere a los hombres -ni una palabra de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, por ejemplo-; arremete contra la violencia sin mencionar la que sufren las mujeres víctimas de sus maridos -católicos en millones de casos-; critica duramente las condiciones de lo inmigración y la pobreza, eludiendo que ésta se está feminizando y el peso que en estas situaciones tienen las maternidades no deseadas y, en su mejor pirueta dialéctica, habla de la libertad del ser humano eliminando de esta idea la libertad de las mujeres con su propio cuerpo, su sexualidad y su capacidad reproductora.

La semana pasada consiguió superarse a sí mismo: dictó todo un discurso centrado en “la paz para el mundo” ligándola a la importancia de la familia, arremetiendo al mismo tiempo contra el aborto -una violación de esa paz-, y pidiendo a los países que desarrollen políticas apropiadas que la sostengan, favorezcan y consoliden. Es decir, “la paz” se asienta en la familia tradicional católica y todas las demás formas de familia, así como los derechos sexuales y reproductivos atentan contra ella. Por lo visto, es la ruptura de la familia católica lo que lleva el peso por encima de la lucha entre los jerarcas de las distintas religiones, la economía depredadora, el ansia de poder de determinados dirigentes o el desarrollo de los ejércitos, por poner cuatro ejemplos obvios. Inaudito.

Como le dijo Mary Wollstonecraft al radical y revolucionario filósofo: “Si Rousseau se cree el resto de sus ideas, no tiene legitimidad teórica para mantener la desigualdad entre los sexos”. Pues eso. Si este Papa se cree el resto de sus ideas, sobre la pobreza, la emigración, la paz, la justicia… no tiene legitimidad teórica ni moral para excluir a las mujeres y colocar los derechos sexuales y reproductivos, incluido el aborto, en el eje del mal.

6 comments for “Ese Papa tan revolucionario

  1. enero 26, 2014 at 5:47 pm

    Totalmente de acuerdo con lo que dices Nuria, pero a mí por lo menos no me sorprende en absoluto!! Yo no podía creer que en otros tiempos hubiera gente que pensara que nuestro estimado Gallardón representaba al ala “izquierda” de su partido….Pues, lo mismo, el Papa es un Papa: autoridad máxima de la iglesia católica!!!! Pueden cambiar sus formas y hasta ser más marketinero…puede responder a los tópicos sobre la gente de Buenos Aires y seducir con su sonrisa y su discurso?… puede hasta intentar barrer algunas basuras de su casa….pero no nos olvidemos que con la iglesia hemos topado. Sí que es cierto que Papas como el anterior son de agradecer porque no confunden a nadie.

  2. Marcos
    enero 27, 2014 at 12:46 am

    Estoy completamente de acuerdo con lo expresado en este artículo, felicitaciones. La verdad que era difícil pensar que una persona pueda cambiar lo que un organismo como la Iglesia viene haciendo desde hace miles de años, muy difícil que una persona cambie la mentalidad de la Iglesia, por más que sea el Papa, pero sin embargo personalmente tenía la esperanza. Uno de las cuestiones que hizo que yo pierda esa esperanza fue, justamente, lo que pronunció con respecto al aborto, tal como se menciona en el artículo. Felicitaciones por el artículo.

  3. Noemí Fiorentino
    enero 27, 2014 at 3:20 am

    Soy argentina y conozco muy bien a Bergoglio ,su doble discurso y sus gestos demagógicos. Todavía estamos esperando aquí que separe del sacerdocio a notorios (y condenados por la ley) curas represores, cómplices de torturadores y asesinos así como a pedófilos de toda laya. Nunca lo ha hecho ni lo hará. Es un gatopardista, tiene que aggiornarse en lo gestual para convocar más gente a las iglesias, pero en el fondo es tan conservador como los que lo precedieron.

  4. maría del carmen
    enero 27, 2014 at 3:45 am

    me gusta mucho la nota, NURIA VARELA,, es verdad, yo también creía mas en él., me desconsetó mucho cuando la ONO le pidió al vaticano que le entregara la lista de los “curas”,, padres baaaahhhhhh,, violadores de niños y/o pedófilos.
    Éstos se negaron”, recurdo bien cuando el papa Francisco dijo “tolerancia cero” y luego borra con el codo lo que escribió con la mano. Eso no me gustó para nada, pensé que realmente en ese aspecto iba a producir un gran cambio.
    Creo que muchos de nosotros deberíamos prestar mucha atención a sus “palabras” en sus discursos, pienso que no lo escuchamos bien. La porción mayor de la sociedad creémos en él, aunque yo al principio, la verdad renegaba mucho de su mandato, luego hasta pedí disculpas por facebook por estar en contra de su elección.
    Luego comencé a ver en él una persona noble, íntegra, con una mente mas abierta, pero nó; en cuestíón de iglesia católica en menor o mayor grado “todos” esconden lo mismo. Es un “DOGMA” ,
    Aun hay tiempo para que pueda cambiar de convicción, él nos lo demostrará a lo largo del tiempo y en sus actitudes. sería necesario para el mundo y para bien de la sociedad que cambien esta forma tan obsoleta de pensar, disertar cermones en grandes iglesias para arrastrar multitudes y luego hacemos todo lo contrario de lo que decimos… HUMMMMMMMMMM QUE MAL EJEMPLO… No es buen referente para nadie.!

  5. santiago
    enero 29, 2014 at 4:03 pm

    uds. disculpen pero pretender algunos de esos cambios seria como pretender que los judios no se circunciden o que los musulmanes no se inclinen a rezar o que los budistas no se sienten en posicion de loto…. no se porque hay que pedirle a una organizacion religiosa que cambie su fe, es un poco utopico… los catolicos siempre consideraron que la vida del ser humano individual se inicia en la concepcion y no es una parte del cuerpo materno, sino una persona con derechos propios, asi que todo se desprende de esa idea. y disculpen que les diga pero si quieren ejemplos tendrian que revisar con quienes y donde trabajaba bergoglio en buenos aires y que acciones y obras a apoyado (sin salir de su fe ni su pensamiento) y realizado. y aunque yo sea critico de la iglesia, no comparto cualquier critica que se tira por ahi. ….pd: por supuesto que todos “esconden” el mismo DOGMA¡¡¡¡¡¡¡¡, pero no lo esconden¡¡¡¡ es el dogma de su fe¡¡¡ se la pasan ecribiendo sobre su fe¡¡¡ hay miles de libros sobre esos dogmas¡¡¡ estan a la vista de cualquiera que quiera le
    er un poco¡¡¡

    • enero 30, 2014 at 5:24 pm

      Creo Santiago que nadie le está pidiendo a una organización religiosa que cambie su fe,,,como bien dices no tendría ningún sentido. El problema es que en este caso su DOGMA, lejos de esconderlo pretenden imponerlo a toda la humanidad!!! A alguien informado como tú seguramente no se le escapa que la iglesia católica es por ello una fuerza política poderosa que presiona por su cuenta y a través de determinados partidos políticos. Sería una pérdida de tiempo ocuparnos hoy de lo que diga o haga Bergoglio si simplemente se ocupara de su fe y de la gente que lo sigue.

Comments are closed.