Gracias, Maruja

Soy de las que recortaba los artículos y los reportajes que Maruja Torres publicaba en El País cuando yo era una estudiante de periodismo y ella, al menos a mí me parecía, la periodista más valiente y mordaz de la prensa española. Cuando Maruja acierta, es más que certera, encuentra la palabra justa y si no la hay, se la inventa. Cuando no acierta, apunta al corazón. De Maruja me gustaba (me gusta) todo. Me bebía su trabajo cuando se iba como corresponsal de guerra y me partía de risa cuando hacía esas locas crónicas de sociedad en los veranos españoles del lujohorterismo. Admiraba su dominio de la palabra pero sobre todo, admiraba su coherencia, su compromiso con esa mirada propia y su estar en el mundo que la hacían única. Maruja siempre era Maruja, en la guerra o en Marbella.

En aquella época sin internet, la única manera de volver a leer las crónicas de Maruja era guardándolas en una carpeta. Aún la conservo. Luego llegaron sus libros. Desde aquel Oh, ¡es él!, que en principio, según asegura ella misma, tenía que ser un dócil seguimiento de Julio Iglesias en su gira por América, para una dócil editorial y acabó siendo, por imperativos de la realidad, un cachondeo acerca de J. J. muy pop y descarado, que Jordi Herralde publicó para Anagrama. Sí, desde aquel cachondeo hasta Mujer en guerra. Más masters da la vida, mi favorito, una autobiografía periodística sin fantasías.

Yo quería ser como Maruja, lo confieso. Y estoy segura de que a toda mi generación de periodistas nos dio el ejemplo y la fuerza que necesitábamos para creernos que por muy machista que fuese nuestro país y especialmente nuestra profesión, las cosas irían cambiando y todas nosotras también podríamos ser corresponsales de guerra. Y así fue.

Hoy ella misma ha anunciado a través de twitter que se va de El País. En el periódico lo niegan pero es muy difícil creerse que su salida no tiene nada que ver con la postura que Maruja mostró tras el ERE de El País y la gestión de Cebrián, del que llegó a decir  ante los alumnos de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la UAB: “Es un quiero y no puedo, un cateto, rencoroso y pijo, pero un pijo sin conciencia”.

Genial, como siempre, hoy publicaba la que podría ser su última columna en el periódico con el título de Ignominia.

Si a Maruja Torres la echan de la sección de opinión de El País es que esta profesión está peor de lo que nos temíamos y El País es un fiel refejo de nuestro cada vez más mediocre país.

Infolibre publica una conversación con Maruja en la que explica qué ha ocurrido. Comparto la crónica completa:

Maruja Torres deja ‘El País’

La escritora y periodista decide finalizar su colaboración en el periódico tras ser apartada de la sección de opinión
Hoy ha publicado la que podría ser su última columna, ‘Ignominia’
Fuentes de ‘El País’ desmienten que la salida se deba a los textos de la columnista que criticaban el ERE que la empresa llevó a   cabo el año pasado.

Ignominia, la pieza de opinión que publicaba Maruja Torres hoy en El País, será posiblemente la última que firme en aquel diario, con el que llevaba colaborando intermitentemente como periodista y columnista desde 1982. La propia Torres ha anunciado su marcha a través de su cuenta de Twitter: “El director me ha echado de Opinión y yo me he ido. Tantos años… Pero es un alivio”.
En conversación telefónica con este diario, la también escritora (Barcelona, 1943) ha explicado que tenía un contrato de cinco años que finalizaba el próximo 30 de junio y que, llegada la fecha, se renovaba automáticamente por otros dos años más. “Los cambios había que comunicarlos dos meses antes, y entonces recibo una carta certificada de la dirección, en la que me dicen que no voy a renovar en los mismos términos”. Tras comunicarse con el director, Javier Moreno, por vía telefónica, Torres ha acudido esta tarde a la redacción del periódico, donde ambos han mantenido un encuentro. “Cuando hablé con él por teléfono, muy simpáticamente, me dijo que quería que me integrara más, que hiciera más reportajes, a lo que yo le dije: ‘Tengo 70 años, no me puedo integrar mucho más”. En su visita de hoy, cuenta la escritora, “el director me ha empezado a contar lo mal que está todo, así que lo que yo pensaba es que quería hacer una rebaja de mis emolumentos”. A su pregunta sobre si de lo que se trataba era de sacarla de la sección de Opinión, Moreno le ha respondido, según cuenta, que sí, aunque su pretensión era que colaborara con más reportajes de color. “Yo le he dicho que en Opinión o nada”. Para Torres, la razón de prescindir de su columna semanal se debe a su posicionamiento ante el ERE que El País llevó a cabo a finales del año pasado, que se saldó con el despido de 129 trabajadores. “Creo que ya les soy incómoda”, dice la escritora, que virtió su punto de vista sobre el tema en alguno de sus textos. “No hacía falta que me diera ninguna razón para sacarme de Opinión”, una sección que, según detalla, Moreno ha decidido renovar con nuevas firmas. De acuerdo con un portavoz de El País, la salida de Torres no se relaciona en ningún caso con sus opiniones con respecto al ERE, e insiste en que la decisión ha sido tomada por la propia Torres.  Dado que aún faltan semanas para que termine su contrato, hasta finales de junio, Torres no descarta seguir escribiendo sus columnas. “Yo les he dicho que mejor dejar de escribir ahora, pero la jefa de recursos humanos está fuera”. Dependiendo de la charla que mantenga con esta, se decidirá si Ignominia es o no su última colaboración. “Yo no voy a incumplir el contrato, aunque lo primero que he hecho es irme a Twitter”. Sobre su sensación tras tantos años colaborando con El País, más allá del “alivio” al que apuntaba en Twitter, Torres explica que “mientras le miraba (al director) y ponía un gesto de incredulidad, he pensado: yo ya he pagado la hipoteca, no tengo hijos y no tengo deudas”. En un alarde de humildad, la escritora también ha querido dejar una reflexión final: “Todos somos sustituibles”. 

Gracias, Maruja, por todos estos años de trabajo y, sobre todo, por tu coherencia y valentía.

1 comment for “Gracias, Maruja

  1. Sonia
    mayo 17, 2013 at 8:21 am

    Gran Maruja…

Comments are closed.