Juguetes para futuras ingenieras

Se acerca diciembre y con las fiestas, toda la publicidad y parafernalia sobre los regalos para las criaturas. Solo con mirar los catálogos de juguetes de las grandes superficies, una se da cuenta de que el mundo es más rosa y azul que nunca, los estereotipos se arraigan también a través del ocio de los peques.

No es mal momento para reflexionar sobre cómo educamos. Comparto este video, a ver qué os parece, que anuncia juguetes para futuras ingenieras, muy rosa, es sí, pero con su chispa rebelde.

 

 

 

 

Comparto también esta noticia que sobre el tema publicó El País

Juguetes rosas, pero tecnológicos. Debbie Sterling, una graduada en ingeniera mecánica por la Universidad de Stanford ha creado GoldieBlox, una juguetera muy especial. Juguetes tecnológicos para niñas, las futuras inventoras.

La pretensión de Sterling es romper con la falta de mujeres en el campo tecnológico. Según recoge en su página, llena de colores chillones con predominio del rosa, el 89% de los ingenieros del mundo son hombres. Para Sterling el problema comienza en la infancia cuando las niñas solo tienen muñecas y poco más, por eso los suyos van dirigidos a niñas de entre 5 y 9 años de edad. Aunque la discriminación continúa luego en la escuela, como le pasó a ella en su pueblo de Rhode Island.

Si la falta de mujeres en puestos de mando de las empresas es clara, más aún en las empresas tecnológicas y, presuntamente, de vanguardia. Según la clasificación de Fortune 500, donde recogen a las empresas más importantes de América, solo el 27% de las 500 tienen alguna mujer en su consejo de administración y solo en 22 casos una mujer ocupa el máximo puesto ejecutivo.

En el caso de las empresas tecnológicas se agrava el problema. Basta como prueba el consejo de administración de Twitter, recién salida a bolsa, que solo cuenta con una mujer, entre 11 hombres, en su consejo de administración.Y en el Apple, por primera vez en su historia habrá una mujer tras fichar el pasado mes a la consejera delegada de Burberrys. En este sector se considera que solo el 11,33% de los empleos informáticos son ocupados por mujeres.

Según un estudio de Harvie Nash Group, el problema no solo mengua sino que se recrudece. En los 80, según el estudio, la mujer ocupaba el 40% de los puestos senior de ingenierías, hoy es solo el 14%.