La princesa de la bolsa de papel

Para terminar (de momento), este apartado de los tópicos, comparto este cuento de Bronwyn Davies publicado en Sapos y culebras y cuentos feministas. Los niños de preescolar y el género, Madrid, Cátedra, col. Feminismos,1994, pág. 9

Y de paso, os animo a que compartáis otros cuentos que os gusten.

 

La princesa de la bolsa de papel

Ésta es la historia de la princesa Elizabeth y el príncipe Ronald. Un día, cuando los jóvenes enamorados planeaban con detalle su matrimonio, irrumpió en escena un gran dragón que prendió fuego al castillo de Elizabeth y a sus vestidos. Tras el destrozo, el gran dragón huyó volando llevándose consigo al príncipe Ronald, transportado por los fondillos de sus pantalones. La princesa Elizabeth se puso furiosa. Encontró una bolsa de papel, se vistió con ella y persiguió al dragón. La princesa engañó al monstruo haciéndole exhibir todos sus poderes mágicos hasta que, exhausto, el dragón se durmió. La princesa, rápidamente, se introdujo en la cueva del dragón para salvar a Ronald. Y encontrarse con la sorpresa de que su príncipe no quería ser salvado por una princesa cubierta de hollín y sin nada más que ponerse que una bolsa de papel. Elizabeth, estupefacta ante el repentino giro de los acontecimientos, se dirige a su amado con las siguientes palabras: “Ronald, tu traje es realmente bonito y tu pelo está muy bien peinado. Pareces un verdadero príncipe, pero eres un idiota”. La historia termina mostrando a la princesa alejándose, sola, bajo la puesta de sol y con las siguientes palabras: “Después de todo, no se casaron”.

1 comment for “La princesa de la bolsa de papel

  1. Alex
    agosto 19, 2013 at 8:45 pm

    ¡Qué buena suerte tuvo la princesa! Uff!!! De la que se libró; conozco muchas princesas que no tuvieron tanta suerte…

    Salud

Comments are closed.