Las buenas esposas

Mañana sale al quiosco el nuevo número de La Marea en papel así que hoy comparto el artículo que publiqué en la sección de El ojo morado correspondiente al mes de mayo -a quienes sigan este blog les sonará el tema-, aunque también tiene otros protagonistas:  Gloria Casanova, que alecciona a su alumnado con ideas como: “las mujeres maltratadas no deben separarse porque eso es amor” o los socialistas de León, que han vuelto a meter la pata.

LAS BUENAS ESPOSAS

Una nueva ola de sumisión arrecia en Europa y EEUU, donde las mujeres hemos alcanzado las mayores cotas de derechos e independencia, algo al parecer intolerable. La cosa empezó con un libro (antes de las “Cincuenta sombras de Grey”), me refiero a “The Surrendered Wife” (“La esposa rendida”) de la norteamericana Laura Doyle. Se trata de un manual de sumisión para eso, para ser una feliz esposa entregada a tu marido. El libro dio paso a seminarios y terapias y la idea ha tenido imitadoras. Así, la inglesa Sarah J. Symonds escribió su propio texto “Having an affair?” (“¿Teniendo una aventura?”) y en vez de seminarios creó su propia escuela Wife School. Si esto da escalofríos (les recomiendo ver los vídeos que circulan en la red y en los que se muestran las “terapias” con escenas tan espectaculares como aquella en la que una mujer saca de su bolso un rollo de cinta aislante y le dice a la otra “todo el tiempo deberás pensar que tienes una de éstas en la boca, lo más difícil es aprender a callarse”) más horror provoca que haya sido El País quien ha presentado esta “nueva” corriente en España con un reportaje titulado “Guía de la buena esposa” en el que se proponen 12 reglas para “mantener a tu marido feliz”.

En realidad, se trata de un manual para ser una mujer-felpudo que ¿casualidad? lleva idéntico título que el manual publicado en 1953 por la Sección Femenina y que se entregaba a todas las mujeres que hacían el servicio social. El manual que publica El País tiene más “glamour”, claro, y un punto más, el del 53 solo tenía 11. La Sección Femenina (que para quienes se hayan olvidado fue creada en 1934 como la rama femenina de Falange Española y se disolvió en 1977) proponía cosas como: “Si tu marido te pide prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Si sugiere la unión, accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer”. ¿Qué propone el publicado por El País?: “Ten intimidad con tu marido todos los días – preferiblemente sexual, sí-. Incluso cuando no te apetece, hay otras cosas que puedes hacer. Si no te acuestas con tu marido, te garantizo que ¡otra acabará haciéndolo!”.

No acaban ahí las coincidencias. Punto 2 del manual de la Sección Femenina: “Luce hermosa”; punto 2 de El País: “Sigue siendo guapa”. Sección Femenina: “Arregla tu casa”; El País: “Crea ambiente”. Sección Femenina: “Escúchalo y ¡no te quejes! No lo satures con problemas insignificantes. Cualquier problema tuyo es un pequeño detalle comparado con lo que él tuvo que pasar”; El País: “Escúchalo y estate atenta. Pregúntale cómo ha sido su trabajo y actividades, antes de contarle tus problemas (pero no demasiados)”… ¡Espeluznante!
Aunque el alumnado de Gloria Casanova no necesita manuales. Han sido los propios alumnos y alumnas quienes han denunciado que esta profesora del CEU en la Universidad Cardenal Herrera de Moncada (Valencia) les alecciona con ideas como: “Aunque tu marido te sea infiel, la verdadera prueba de amor es seguir amándole con lágrimas en los ojos, como Jesús lloraba en la cruz”, “las mujeres maltratadas no deben separarse porque eso es amor”, o “el aborto en el caso de violación no es tolerable porque dentro de lo terrible de la violación sacas algo bueno, que es un hijo, un don de Dios”.
Clases a las que probablemente haya acudido en alguna ocasión el ministro de Justicia. Por exigencias de Rouco Varela, (ese señor obsesionado con las mujeres que aún no se ha dado cuenta de que si quiere hacer política tiene que pasar por las urnas), Gallardón ha vuelto a anunciar que lo de los derechos sexuales y reproductivos para las españolas era una broma y que nuestro cuerpo vuelve a ser de ellos y eso del peligro sobre la salud física y psíquica de la madre no debe ser entendido como un “pretexto”.  Lo dijo en el Foro de La Razón y entre los asistentes, el fiscal general del Estado, el presidente de la Comunidad de Madrid, varios vocales del Consejo General del Poder Judicial, el presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, el presidente de la Audiencia Nacional, el presidente de la Sala de lo Penal o el magistrado Alfonso Guevara. Todos ellos, señores muy cualificados para decirnos a todas nosotras, qué tenemos que hacer con nuestros cuerpos y nuestras vidas.
Para rematar el mes, el PSOE de León, no contento con el espectáculo de Ponferrada, vuelve a las andadas. Así, la Agrupación Socialista de Santovenia de la Valdoncina descalifica a la alcaldesa, la popular Mireya Pigere, llamándola «niña mona puesta ahí para lucirse ante algunos idiotas de machos que sólo piensan con la entrepierna en lugar que con la cabeza». Los socialistas hablan de Pigere en términos como «lucida alcaldesa», «personaje del Hola» o «guapina». Lo publicó El diario de León.

2 comments for “Las buenas esposas

  1. mayo 30, 2013 at 1:32 pm

    Muy buena, el articulo. Allí está la verdadera lucha contra la violencia de género. En los últimos 7 años, durante mis batalles en los tribunales de familia, y mi divorcio, me ha dado cuenta hasta qué punto los jueces y abogados considera la mujer (tanto que los niños y todos bienes de la familia) la propiedad del esposo. Y, que cualquier violencia o abuso (físico, emocional, o sexual) es su derecho. Que la mujer y hijos tienen el obligación de callarse y aguantar. – Por eso sigo mis luchas, aunque muchos dicen que estoy luchando una guerra pedido.

  2. mary
    mayo 31, 2013 at 4:37 pm

    Es increíble como las mujeres se tragan los cuentos estos. Tu propia dignidad femenina te impide vivir así. En lo personal cuando externo mis puntos de vista de este machismo. Descubro con sorpresa que son las propias mujeres las que creen que esto es correcto. La moral religiosa de mi México querido es la culpable. Nosotras como mamas con hij@s nos toca la tarea de inculcar a nuestros hij@s valores compatibles con la dignidad humana. Porque que valor le agrega a un hombre una pareja de esa clase. Para mi hijo yo quiero felicidad, una mujer segura de si misma, que se valga por ella y que tenga el coraje y empuje de salir adelante junto a el y no a costa de el. Y una mujer sumisa es solo compatible con un machista. Una liberal y pagana…Porque asi ellos nos califican, es mas duena de su destino y por ende mas responsable.

Comments are closed.