Los señores del bikini

A los señores del balonmano, los que dirigen las federaciones, les gusta el bikini; al menos, a los de la Federación Española de Balonmano y también a los de la Federación Internacional. Les gusta tanto, tanto, como para obligar a que las jóvenes que practican el balonmano playa o se lo ponen o no juegan. La noticia la contaba hoy la Sexta:

La Federación Española de Balonmano exigirá el uso de top y braguita para las competiciones oficiales del próximo año. La normativa, de carácter europeo, ha generado la polémica entre las jugadoras de balonmano playa, que tachan a la federación de “sexista”. Esta controversia también surgió en voley playa, aunque este deporte permite el uso de uniformes alternativos para respetar las creencias religiosas o culturales de las jugadoras.

Aquí está el enlace al video: La Sexta

¿Por qué razón las jugadoras tienen que ir medio desnudas? Ésa es la cuestión que nadie ha contestado y que me temo no contestarán porque no hay más razones que el autoproclamado poder que creen tener sobre los cuerpos de las mujeres. En la noticia no tiene desperdicio la excepción que se ha hecho en el voley playa -se permiten uniformes alternativos para respetar las creencias religiosas o culturales de las jugadoras- que traducido quiere decir que todas son suyas (están bajo su poder) salvo las que ya están en poder de otros patriarcas, es decir, las jugadores de los países en los que la teocracia ya ha decidido por ellas antes de nacer. En la federación española dicen que es una norma internacional y que si no se lo ponen no juegan.

Creo que eso es lo que tendrían que hacer, no jugar hasta que quiten esa norma machista, patriarcal y humillante y les pidan disculpas y sino, que se lo pongan ellos, que seguro les sentará muy bien y podrán echar un partidito muy cómodos.

Estos son los responsables del machismo en el balonmano femenino: (no he decidido de pronto utilizar lenguaje sexista. La realidad es que en la Federación española hay tres mujeres):

 

Y en la internacional, ¿adivinan cuántas? Ninguna.

 

 

Aqui, la noticia completa:

 

 

La Federación Española de Balonmano playa ha desatado la polémica al explicar que el próximo año exigirá el uso de bikini en clubes femeninos para competir en los torneos oficiales de este deporte. El pasado fin de semana, 21 de los 22 equipos de balonmano femeninos de todo el país que participaron en el torneo ‘Suances Cup’, en Madrid, fueron amonestados por la Federación al no usar el uniforme reglamentario que recoge la normativa. Pese a que dicha sanción sólo fue informativa -no podrán competir el año siguiente si no visten conforme al reglamento europeo-, esta normativa ha provocado un malestar general en algunas jugadoras de balonmano playa de la Federación vasca, que encuentran la regla de vestir “sexista” e “incómoda”. Tanto, que la comisión de balonmano playa de la Federación Vasca ha denunciado lo que considera un abuso y una injusticia y se plantean abandonar la competición. “Si me exigen top dejaré de jugar a balonmano playa. Por lo menos hasta que se den cuenta de que voy para jugar y divertirme, y no para lucir palmito”, declara una de las jugadoras del equipo femenino vasco. Desde la Federación declaran estar abiertos al diálogo. Sin embargo, recuerdan que esta regla la imponen las federaciones europea e internacional de balonmano y que sólo la están aplicando. Señalan, además, que esta normativa no es nueva, pues dicha equipación es obligatoria desde que existe esta modalidad. “Nosotros no inventamos ni hacemos las reglas. Éstas vienen ya dadas y predeterminadas”, declara Francisco Blázquez, presidente de la Federación.

Esto ocurre, como dice la presidenta de la Federación vasca, cuando no se escucha a las mujeres. Ya me imagino cuál sería la respuesta de Francisco Blázquez ante una norma “que no fuese nueva” y que “viniese dada y predeterminada” si les obligara a ellos a ponerse túnicas romanas para acudir a sus reuniones, por ejemplo. Las normas se hacen, se modifican, se cambian y se adecuan al sentido común y a las realidades sobre las que pretenden ordenar y a las opiniones mayoritarias de los colectivos que deciden sujetarse a ellas. Pero todo esto no ocurre solo. Las normas las hacen, deshacen y modifican las personas, con nombres y apellidos que son responsables de ejercer sus funciones en los puestos que ocupan o dimitir.

1 comment for “Los señores del bikini

  1. julio 10, 2014 at 2:40 pm

    Las mujeres estamos de adorno, no para competir en deportes con los hombres, y esta es la prueba. Gracias por poner las fotos de quienes toman estas decisiones…sobre los cuerpos de las mujeres!

Comments are closed.