No, mujer, no conduzcas

Lo ha publicado hoy Ángeles Espinosa en El País con el título de El reggae de las conductoras saudíes.

En clave satírica, y a ritmo del No woman no cry que cantaba Bob Marley, tres hombres se burlan de una sociedad incapaz de aceptar la igualdad y que mantiene leyes medievales para las mujeres. Su particular versión es este No woman, no drive (No, mujer, no conduzcas) que ya han visto siete millones de personas. 

“Hermanita, no toques el volante. Las reinas no conducen, pero puedes hacerme la cena que compartiré contigo”.

“Tus pies son tu único medio de transporte, pero sólo dentro de la casa y lo digo en serio”.

También está la referencia al clérigo que asegura que conducir “afecta a los ovarios y la pelvis”, y que las mujeres que lo hacen dan a luz a niños con problemas:

“Recuerdo aquellos días cuando solías sentarte en el asiento trasero del coche familiar

Ova-ovarios todos seguros y en buen estado, de forma que pudieras hacer muchos, muchos bebés”

 

La grabación es obra del humorista y activista social Hisham Fageeh, en colaboración con el cómico Fahad Albutairi y el músico Alaa Wardi.

Coincido con Ángeles Espinosa cuando señala que “lo novedoso es que los saudíes salgan a dar la cara por los derechos de las mujeres”. Ojalá el video no se quede en anécdota.