Por qué soy provida

Por qué soy provida es un artículo muy interesante de Leslie Power, psicóloga clínica, publicado por Editoras MILES el 10 de abril.

Lo comparto como blog invitado y comparto también la idea de defendernos del robo de las palabras y los conceptos. Yo también soy provida y creo que quienes se hacen llamar así deberían ser denominados grupos antielección, no creo que estén a favor de la vida quienes anteponen su ideología y su fe a la libertad y la vida de las mujeres.

Según los avances en neurobiología, la genética manda hasta las semanas 14/16 de gestación, luego, el ambiente comienza hacer su trabajo. ¿Qué ambiente? el ambiente madre. El desarrollo del ser humano, depende en parte de su genética, del estado biopsicosocial de la mujer y de la relación subjetiva que la mujer establece con ese hij@ en gestación, con su pareja, con su mundo. Y si  “la experiencia modifica la expresión de los genes” significa que gracias a Dios o a la naturaleza,nuestros genes no son nuestro destino.

 

Veamos un ejemplo: Todo el alcohol que se tomó la abuela Margarita, tiene impacto, hoy, en nosotr@s. Esa madre alcohólica, que se despertaba con dolor de cabeza, enojada, que “pateaba a la perra” y de pasada a nuestra madre, hizo que los genes de nuestra madre se modificaran. Nuestra madre de niña, vivió sus mañanas asustada y en su cerebro, secretó exceso de cortisol y adrenalina (hormonas del estrés) provocando que sus sinapsis no fueron de las más adecuadas. Nuestra madre fue un embrión en gestación dentro de un útero, dentro de un cuerpo- mente, de la abuela Margarita.

 

Nuestra madre de niña fue tímida; en el colegio se sonrojaba por todo, solía esconderse en las cortinas de la sala de clases, se hacía pipí sin que nadie lo notara, no tuvo muchas relaciones amorosas. Fue a la universidad, estudió enfermería y se casó, con un hombre, varios años mayor que ella, pero que sólo tomaba alcohol los fines de semana, ese es nuestro padre, un alcohólico de fin de semana y nuestra madre sumisa, temerosa, obedecía y nos llevaba a la plaza para dejar que papá descansara o “pasara la mona”.

 

Ya ven, el ambiente, tiene su impacto.

Considerando lo anterior volvamos a la pregunta que da  título a esta columna: POR QUÉ SOY PRO VIDA. Soy próvida porque me ocupa no sólo el embrión en gestación si no su madre. Que es el ambiente de ese ser humano, no sólo por 9 meses, sino que muchísimo más que eso. Soy pro vida, porque para que un ser humano en el vientre se geste bien, la madre debe estar tranquila, sostenida, sana, amada, así, amará, sostendrá, cuidará tranquilamente de su hij@.

 

 

Soy pro vida porque hablo de sexualidad abiertamente como algo natural, enseñándole a mi hijo hombre que se debe hacer cargo de sus fluidos corporales, los que incluye el semen que trae espermatozoides que en la unión con un óvulo puede que se geste una vida humana. Porque le enseño a mis hij@s, que ser madre y padre es muy complejo, y que no basta con proveerles de cosas, si no que hay que estar, ahí, porque como los seres humanos tiene la necesidad vital del apego, un@ debe estar justamente para que se puedan apegar. Debemos estar para nutrirlos y para poder hacer eso, hay que empatizar con las necesidades de ese otro y satisfacerlas, aunque los 1eros meses sean sumamente demandantes y hay que postergar el ego, el exitismo, la vida rápida.

 

Ser pro vida, es más que ocuparse del silencioso feto que crece 40/42 semanas in útero. Eso es fácil.

 

Ser pro vida, de verdad, es ocuparse del ambiente de ese ser humano. Es cuidar de la salud de la mujer, del hombre, de los niños.

 

Ser pro vida, es ser generoso con la educación y que la información esté al alcance de la mano, para poder decidir libremente.

 

Ser pro vida, es dejar de pensar que el ser humano, tenga éste la identidad sexual que tenga, no tiene opción a decidir, sobre su cuerpo y con quien lo comparte para hacerse cariño, apegarse.

 

Soy pro vida, porque soy mujer, porque he dado vida, porque trabajo con mujeres y no quisiera verlas en situación de ningún tipo de aborto, porque según la subjetividad puede ser muy traumático.

 

 

Soy pro vida porque desde niña supe que existen sufrimientos que no son dignos de ser vividos por ningún ser humano.

1 comment for “Por qué soy provida

  1. ALEX
    abril 18, 2013 at 12:19 pm

    Hola de nuevo,

    Incluyo aquí un “nuevo periodicucho” paradigma de periodismo indigno, que meramente hace “campaña” en pro de la vieja ideología patriarcal (a propósito “del pobre” toni cantó que, al parecer, está sufriendo un ataque de las “hordas feministas”):

    http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/los-lados-oscuros-de-la-violencia-de-genero-datos-medias-verdades-y-exageraciones_S2G39iRJcbvbHkKiPOR453/

    Muchas Gracias por compartir este necesario artículo, más necesario aún en los tiempos de retroceso histórico que corren. A propòsito de este tema me gustaría felicitar desde aquí a uno de los contertulios de un programa de radio nocturno de la ser (del que desconozco su nombre), creo que el programa es “la linterna”. Este hombre a propósito del tema del “aborto”, de nuevo de moda gracias al Cardenal de la Iglesia Católica Rouco Varela y a las supuestas hordas “pro-vida” del PP, es el único contertulio que ha roto una lanza en favor del “derecho de elección de la madre”. Además durante dos días consecutivos, ha dicho algo que me parece muy interesante y es la crítica que hace de estos grupos en relación con los escraches que, de manera totalmente libre e impune, realizan cada vez que se les antoja ante las clínicas en las que se practica la interrupción voluntaria del embarazo, y en las que cientos de “católicos pro-vida” increpan, acosan y violentan a las mujeres que allí se acercan a practicar este derecho de elección. Curiosamente, como señala este contertulio sagazmente, contra este tipo de escraches el Parlamento, el Congreso y/o el Gobierno no usa el mismo criterio que con la PAH! Enhorabuena, a este contertulio de nuevo que anoche en ese programa de radio “encendió” un debate sobre el tema del aborto; sólo una objeción: ¡TODOS ERAN HOMBRES!

Comments are closed.