Repitan conmigo: la política no es un espectáculo

Artículo publicado en La Marea el jueves 24 de julio de 2014
Es cierto que lo más difícil de conseguir en el día a día es la coherencia y que habitualmente tenemos un margen de tolerancia hacia incoherencias propias y ajenas porque somos conscientes del alto grado de dificultad que entraña la línea recta continua. También es verdad que la vida está salpicada de paradojas pero ni lo uno ni lo otro justifican los caminos que está recorriendo buena parte de la actividad política actual. Sólo por poner dos ejemplos de cómo las paradojas se suceden a ritmo trepidante: en los mayores momentos de agotamiento económico de la ciudadanía, continuamos regalando millones de euros a las entidades financieras y ante las continuas demandas de trasparencia y regeneración democrática, lo que obtenemos es espectáculo y juegos malabares de conceptos que según quién los nombre significan A ó B indistintamente.

La escenita del “repita conmigo” con que nos obsequiaron Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias ante las cámaras de La Sexta es digna de tiempos mejores, de épocas en las que la mayor parte de la ciudadanía no estaba sufriendo por la pura supervivencia ni ingeniándoselas para dar de comer a sus hijos e hijas y poder pagar los libros de texto y la hipoteca o el alquiler o los indescifrables y ruinosos recibos de la luz.

Mientras ellos y ellas se divierten y van captando votos a golpe de ingenio y retórica al tiempo que las cadenas privadas hacen caja con el espectáculo, el edificio se derrumba.

Con tanto profesor dedicado últimamente a esto de la política-espectáculo da hasta miedo intentar una definición de la propia política pero quizá, en un intento de buscar los mínimos que garanticen consenso, podríamos hablar de una actividad que combina los principios y valores con la gestión del bien común.

Sin embargo, solo vemos cámaras y platós donde deberían estar los principios; corrupción, impunidad y puertas giratorias donde debería haber gestión y un enorme agujero negro en el lugar destinado al bien común. ¿Sería mucho pedir una semanita de silencio y buena gestión, de políticos encerrados en sus despachos trabajando y alejados de cámaras y micrófonos? Quizá así alguien pudiera ofrecer soluciones a los problemas, y estoy segura de que escucharíamos con atención.

5 comments for “Repitan conmigo: la política no es un espectáculo

  1. julio 25, 2014 at 6:17 pm

    Es difícil encontrar políticos activos y comprometidos dispuestos a dejarse maltratar continuamente por unos compañeros que piensan mas en estrategia de poder que en la resolución de problemas concretos. Por desgracia, o se unen a ellos o se apartan del camino. El problema esta en que como votantes somos manipulables hasta limites insospechados y no somos capaces de reclamar la compostura, la reflexión y el trabajo bien hecho a nuestras instituciones y al sistema de la única forma en que nos dejan realmente que es con el voto y al final premiamos personalidades carismáticas frente a sistemas de gestion realmente transparentes y eficaces que nos consideren ciudadanos de pleno derecho y no solo números que generan poder. Grotesta escena, así es.

  2. Olympe_de_Gouges
    julio 25, 2014 at 8:47 pm

    Pues_yo,lo_que_lamento_es_que_no_exista_en_España_una_versión_FEMINISTA_de_PODEMOS.¡Ojalá_Pablo_Iglesias_fuera_feminista…!Dejo_enlace_al_video_q_se_alude:http://www.youtube.com/watch?v=WArT46eC-xQ

    • julio 25, 2014 at 11:00 pm

      Gracias, Olympe, pero el enlace ya estaba en el post. Sí, ese es uno de los problemas, que el movimiento de izquierdas que más fuerza está teniendo no sea feminista.

  3. Olympe
    julio 28, 2014 at 3:57 pm

    Gracias a ti. Sí, tienes razón ese es uno de los grandes problemas y, lo peor, es que no tiene visos de solucionarse. La realidad demuestra que las mujeres, las mujeres que se consideran feministas, preferimos aún hoy defender lo nuestro de manera mediatizada o “transversal”, si se quiere. Seguimos anhelando quizás “ser rescatadas” por los varones y barones de los diferentes partidos políticos. Todo lo cual, en mi opinión sería tanto como desear que las clases sociales más humildes “sean liberadas” de su opresión por los partidos neoliberales que representan a los grandes poderes financieros y económicos. Las mujeres seguimos “teniendo otras prioridades”… Es evidente que la lucha feminista NO ocupa el primer lugar. Salvo excepciones notables, esto sucede hoy de igual manera que sucedía en el siglo XVIII, durante la revolución francesa y, hablando de la R.F., el enlace que se añade más arriba se refiere a Pablo Iglesias y a la guillotina, en la que no sólo se guillotinó a Luis XVI, e incluso al propio Robespierre, sino también a un personaje histórico al que ni Pablo Iglesias, ni Podemos, ni “nadie”, con excepción de las feministas se suelen referir… Olympe de Gouges, a quien muy lamentablemente también llevaron a la guillotina por su DECLARACIÓN sobre los DERECHOS DE LA MUJER Y DE LA CIUDADANA, la cual, es en mi opinión, es una de las grandes Revolucionarias de su época, junto con Condorcet, entre otros. Es triste que “los profesores de Podemos” no se refieran a ninguno de estos personajes históricos en ninguno de sus programas/ mitines televisivos.

    En todo caso, quiero que sepas que si alguna vez decides fundar un PARTIDO FEMINISTA alternativo a PODEMOS en España, cuentas con mi voto.

    • julio 29, 2014 at 11:08 am

      jajajja. Gracias! Pues no es mala idea, quizá sea ya el momento. Un abrazo!

Comments are closed.